8.3.05

Bandidos

Se sabe que, durante la Revolución Mexicana, y en el marco de la guerra entre las petroleras norteamericanas y las inglesas, los yanquis apoyaban siempre a algún jefe rebelde; vale decir, a Madero contra Porfirio, a Huerta contra Madero, a Carranza contra Huerta, etc.
Pero hay algo más pintoresco aún. Hubo momentos en que llegaron a apoyar a Pancho Villa, por lo menos para que hiciera quilombo. Claro, en general lo llamaban "el bandido Pancho Villa"; pero también se dieron cuenta de que, para exigir grandes indemnizaciones al Estado mexicano, por las supuestas tropelías de los villistas, debían reconocerlo como algo más que un bandido independiente (por el cual ningún gobierno se iba a hacer responsable). Entonces volvían a llamarlo "el general Pancho Villa". (Algo parecido pasó con Sandino en Nicaragua.)