27.7.05

Leprosos

De allí (Chiche) pasó a una asombrosa cita de la monja Teresa de Calcuta, quien no podía modificar la situación de los pobres de la India pero por lo menos se ocupaba de aliviar a un centenar de leprosos. “Estos son mis leprosos”, dijo la Señora que decía la religiosa. Omitió que estaba casada con Cristo y no con quien en forma directa o indirecta gobernó durante una década el territorio asolado que ahora se resisten a abandonar.

(Verbitsky, hoy.)