8.5.04

El exsubcomisario Patti, en un reportaje televisivo, dijo que a él los "chorros" lo respetaban porque, cuando caían presos, no les inventaba causas ni se metía con sus familias.
"No hay que ser Umberto Eco" (decía Gian María Volonté, como director de un diario sensacionalista en una vieja película de Bellocchio, Violación en primera página) para inferir que ésa debe de ser una práctica habitual en otros policías.
Gracias, Patti.