21.5.04

"A nadie huelen sus peos, ni parecen sus hijos feos" (proverbio español).
(Para compensar la grosería, traigo a colación una famosa desmentida literaria: la de Nené, en Boquitas pintadas, de Puig, cuando dice que sus hijos le salieron --cito de memoria-- "feítos" porque son parecidos al padre.)