3.5.04

Las FM y el tiempo

En El perjurio de la nieve (adaptado por Torre Nilsson y su padre en memorable filme, El crimen de Oribe), Bioy Casares imagina la siguiente historia. Un padre viudo, que vive con sus hijas, ha ideado la fórmula para detener el tiempo: se trata de repetir, día tras día, todo acto, cada mínimo gesto de la cotidianidad, sin ninguna variación perceptible. (La irrupción de un extraño, Oribe, precipita el desastre, reconvocando al tiempo artificialmente detenido.)
Algo así deben haber planeado ciertas FM. Día tras día, suenan las mismas horribles canciones, a la misma hora, como inútiles conjuros contra el paso del tiempo. Inútiles, casi patéticos, porque el tiempo, bajo la áspera forma de la moda y el ránking, tarde o temprano, arrasa con todo espejismo.