20.5.04

Sobre “El escritor argentino y la tradición” (Borges). Armando Silva (Imaginarios urbanos) dice que el Tercer Mundo exhibe una sobrerrepresentación (por ejemplo, el barroco, la ropa de los cubanos en Miami, el lenguaje de los políticos...), por su condición de relegado, de periferia de un Primer Mundo que siempre es el sujeto, central, de toda enunciación y toda identidad. En el Corán tal vez no hay camellos, pero en todo caso sería porque en ese momento el islam se piensa como central, apenas debe confrontarse con otras culturas, y éstas le parecían inferiores en todo caso. La narrativa (en sentido general) del Tercer Mundo está sobrerrepresentada por esta necesidad de exhibirse, de ocupar espacios simbólicos y figurativos frente al desprecio a que la someten las narrativas centrales. No se trata de justificar el tan temido "color local", sino de ver su función táctica, es decir, política.